google-site-verification: googleebd411669e029116.html Princesa Cactus: Comida familiar

12.9.11

Comida familiar


Hace un par de semanas tuve una comida familiar, sí, de esas que tanto me gustan, padres, hermanos, cuñadas y sobrinos. Pues por motivos que no vienen al caso salió el tema de la homosexualidad.

Pero ya no vino sólo de parte de uno de mis hermanos, sino también de su mujer, que le faltó el tiempo para poner a todo el colectivo LGBT a caer de un burro. Y sólo porque tiene 4 compañeros de trabajo que son gay, sí, sólo por eso se cree con derecho a opinar y expresar cómo es y siente la comunidad entera. Una vez más queda demostrado que la ignorancia es muy atrevida.

Empezó a decir que los homosexuales eran unos reprimidos, que no estaban bien, que tenían problemas psiquiátricos y veinte mil zarandajas más… yo intenté explicarle que generalizar no es bueno, que eso era como decir que todos los catalanes son unos tacaños o que todos los andaluces son graciosos.

Pues ella erre que erre diciendo que era verdad que lo sabía muy bien porque conocía a muchos, yo le pregunté que a cuántos conocía, ¿100? ¿500? ¿1.000?... le expliqué que yo también conocía a muchos y que no eran así, pero ella en lo alto del burro sin apearse.

Incluso dijo que se iban de juerga y perversión a Chueca, le contesté que sus suegros, o lo que es lo mismo, mis padres, también han estado en Chueca (les llevé yo jeje), me respondió rápidamente que no compare, que no es lo mismo, que ellos estarían de paso, acto seguido le dije que yo si había estado de juerga en Chueca (juerga limitada, que yo soy muy sosa para salir de fiesta), y atención a su respuesta: Pues a ver si voy a tener que empezar a pensar mal de ti.

Yo simplemente le dije que ese era ya su problema, que pensara lo que le diera la gana, que a mí no me importaba lo más mínimo.

Mientras tanto y como podréis imaginar la tensión se cortaba en el ambiente, ya que precisamente ese hermano y su mujer no saben nada de mis preferencias, el otro sí, por eso su mujer y él no dejaban de mirarse de reojo pensando en la que se iba a organizar.

Yo un poco más y le salto a la yugular, pero por primera vez en mi vida supe controlarme, pensé que si hacía eso les daría el disgusto del milenio a mis padres, se montaría gran bronca y me tendría que ir a mi casa, y bueno, no quise montar el número.

Supongo que habrá quien piense que fue por cobardía de no decirles la verdad, bueno, pues de los que estaban allí eran los únicos que no lo saben, y no lo saben porque al no vivir en la misma ciudad y vernos un par de veces al año durante unas horas, no encontré el momento para decírselo, no pienso que eso sea algo que se tenga que soltar sin más, y además como no he tenido que presentarles a nadie, pues eso.

Pero al día siguiente hablé tranquilamente con mi madre y le dije que como hubiera una próxima vez no me iba a callar, y que si tenía que montar el número que lo montaría, que todos nos merecemos un respeto y que en mi presencia no le consentiría nunca más que hablase así.

También le envié un correo a mi hermano explicándole todo, y diciéndole básicamente lo mismo, para mi sorpresa me contestó que algo se imaginaba, y que al menos él lo dijo sin pensar, que si me había ofendido que le perdonara que no había sido su intención hacerlo, y bueno, que se abstendrían de hacer esos comentarios.

Yo no pido que lo entiendan ni que lo compartan, simplemente que lo respeten como yo les respeto a ellos, y que si alguna vez tengo pareja que la respeten igualmente, sólo eso, ¿o se piensan que a mí me gustan sus mujeres? Pero son las que ellos han elegido y sólo por eso se merecen todo mi respeto.

En fin, que menos mal que hasta finales de año no nos volveremos a juntar, cada día soporto menos esas reuniones, de todos modos cada vez tengo más claro que seguiremos teniendo reuniones el tiempo que vivan mis padres, con lo descastaos que somos los hermanos seguro que se nos pasan los años sin vernos.




------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Respondiendo a:

Kar y Ro Pues sí, que le vaya bien y así no se acuerda más de que existo. Besitos chicas ;)

Ana Mar A ver si es cierto eso del bumerán, pero yo con tal de que no contacte más conmigo ya me doy por contenta. Besitos ;)

2 comentarios:

MyA dijo...

Que paciencia hay que tener a veces... yo no creo que seas cobarde, creo que antes de pensar en ti lo hiciste en tus padres, en no darles un disgusto... supongo que yo hubiera hecho lo mismo... Un abrazoteeeee!!!

Kar y Ro dijo...

Eso de las reuniones familiares... Yo por eso mejor sólo voy a ver a mis papás pero no voy a las "oficiales", porque no estoy para andarme peleando con mis hermanos.

Yo que tú le decía abiertamente a tu cuñada que seguramente la que tiene problemas es ella. jejeje.

Amigos que comentan

Conseguir este widget
 
Copyright © Princesa Cactus. All rights reserved.
Blogger template created by Templates Block | Start My Salary
Designed by Santhosh