google-site-verification: googleebd411669e029116.html Princesa Cactus

24.8.15

Los cinco datos básicos de la asexualidad

Es un artículo bastante básico pero precisamente por eso he decidido ponerlo, para que se tengan claro ciertos conceptos, que para profundizar siempre hay tiempo.



1.- De atracción y excitación, ¿qué es la asexualidad?

Según la Wikipedia, “Asexualidad (o no-sexualidad) es la falta de atracción sexual, o el bajo o nulo interés en la actividad sexual humana.”

Pero, como siempre, las cosas no son tan tajantes. Por ejemplo, pensemos en la atracción. Algunos asexuales se sienten muy atraídos hacia otras personas y quieren mantener una relación, pero simplemente sin tener sexo. Otros asexuales no sienten ninguna atracción ni quieren ningún tipo de relación.

Cuando se trata de excitación, tampoco está tan claro. Algunos asexuales se excitan regularmente, sin que esta excitación esté directamente relacionada con querer tener sexo con alguien. Otros se masturban ocasionalmente, mientras que algunos no sienten ninguna excitación en absoluto.


2.- Celibato, sexo, relaciones y asexualidad.


Si alguien decide no tener sexo por razones personales, religiosas o por creencias culturales, entonces es célibe. Ser célibe es diferente que ser asexual, porque es una elección. La gente célibe siente deseo sexual y atracción sexual hacia otros, pero la gente asexual, no.

No todos los asexuales son célibes. Algunos asexuales sí tienen sexo. Muchos asexuales tienen pareja y relaciones, y algunos de ellos tienen sexo con sus parejas, tal vez lo hagan para complacer a sus parejas, o porque quieren tener hijos.

Sin embargo, mientras que algunos asexuales tiene sexo ocasional, a otros les causa repulsión. Es decir que el sexo los hace sentir muy, muy mal, e incluso el sólo pensar en sexo, los puede, literalmente, enfermar.


3.- No esperes cambios.


La comunidad científica aún debate si la asexualidad es o no una orientación sexual. Lo que sí es seguro, sin embargo, es que los asexuales no pueden cambiar. No esperes que empiecen a sentir deseo sexual cuando “conozcan a su media naranja”. Los asexuales nacen así, y no hay forma de “arreglarlos” o “curarlos”.

Sería un insulto suponer que podrías hacerlo.

4.- ¿Qué la ocasiona?


No hay una causa para la asexualidad. Simplemente se nace asexual. Y no es un padecimiento ni mental, ni físico. De los asexuales no se abusó ni sexualmente ni de otra forma, ni son homosexuales de clóset. Ellos no eligen ser asexuales.

Muchos asexuales son perfectamente felices con lo que son. Ser asexual no cambia nada la conducta de una persona, nada, aparte de su conducta sexual. Y no hay forma de saber si alguien es asexual sólo por su apariencia física.


5.- ¿Cómo puedo saber si soy asexual?


El determinar si eres asexual depende sólo de ti. Al final de cuentas, la asexualidad es una orientación personal. Sólo tú puedes decidir si eres asexual o no. No existen categorías estandarizadas ni exámenes que te digan si eres asexual o no.

Desde luego que hay algunos indicios, como el nunca haberte sentido sexualmente atraída o atraído hacia nadie, pero al final, sólo depende de ti cómo quieras definirte.







-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Respondiendo a:

MyA: Yo si lo conocía, ahora bien, no me preguntes cómo se usa porque ahí ya me pillas jajajaja

11.8.15

Sorpresas que se lleva una

Madre del amor hermoso!!!! Un año justo que no paso por aquí!!!! No tengo perdón, sí, ya sé que siempre digo lo mismo pero es que es cierto jajaja.

Me he acordado del blog porque ayer me pasó algo gracioso, al menos para mí, se trata de un solo ejemplo de mi asexualidad.

Os cuento, estaba yo jugando en mi iPad a un juego de detectives y una de las cosas que había que hacer era registrar el bolso de la víctima, una chica rusa de unos veinte años, pues bien, registro el bolso y resulta que mi detective (que por cierto es igualita que Jane Rizzoli de la serie Rizzoli and Isles) encuentra un sobrecito rosa muy mono, con unos dibujitos de flores y la silueta de una mujer.

Resulta que eso había que dárselo a uno de los expertos para que lo analizaran, en este caso una chica muy parecida a la forense Maura Isles de la misma serie antes mencionada, nada más terminar les dice que eso es un protector dental, y ahí es cuando yo pienso: Mira, la víctima tenía un protector dental, como yo, sería muy nerviosa y rechinaría los dientes.

Y en la siguiente escena les dice algo ruborizada (no entendí el porqué) que la víctima era lesbiana, los detectives no entendían nada, ¿cómo había llegado a esa conclusión?

Muy sencillo, no era un protector dental como el mío, noooooo, era un protector dental para lesbianas, para lesbianas que practiquen sexo, claro jajajaja, no hace falta que os dé más detalles, ¿verdad?

El caso es que no desconocía su existencia, recuerdo haberlo visto hace mucho tiempo, lo importante aquí es que al ser asexual el sexo es lo último en lo que pienso, y a veces ni lo pienso.

Por si todavía hay alguien que no sabe de qué hablo os dejo una imagen.





11.8.14

A mis compis lectores

Esta entrada es para contestar como se merecen a mis compis del club de lectores de Mercedes Pinto Maldonado, a mis Cariweris Caridarlines. Más vale tarde que nunca, ¿no?

Vamos allá, por orden de aparición:

Mari He Ca: Se me da bien contar “sucedidos” pero no me pidas más que no doy más de sí… te echamos de menos en la presentación, pero conste que te tuvimos muy pero que muy presente.

Margarita: Tienes toda la razón, fue una tarde muy especial para mí y superó todas mis expectativas. No era la primera vez que yo quedaba con gente que solo conocía de internet, y no siempre la experiencia terminó bien, por internet todo son “jijijis” y “jajajas”, pero cuando ya se trata del cara a cara la gente ya no se comporta igual, ¿explicación? Pues no tengo ni idea, no lo he entendido nunca, yo soy la misma persona en un sitio y en otro pero por alguna extraña razón que desconozco, el resto del mundo no es así.

Cita: Una tarde para no olvidar y para repetir… y sí, nosotros somos modositos, guapos, fantásticos, maravillosos, en resumen, unos dechados de virtudes, el mejor club de fans de todo el mundo mundial (¿se nota mucho que no tengo abuela?)… y claro que nos tenemos que reunir más veces, por supuesto que sí.

Pili: Es que yo soy de contar lo que vivo, lo que veo, lo que experimento, aunque tengo una imaginación muy grande a la hora de transformarla en palabras me pierdo, más que el barco del arroz jajaja… y si con mis palabras he podido conseguir que los que no fueron pudieran saber más o menos lo que ocurrió ese día, y sentir aunque sea virtualmente, que estuvieron allí, me doy por satisfecha.

María José: Gracias a tu hermana y a ti por estar conmigo ese día… que momento tan especial cuando ya tuvimos a la niña en nuestras manos ¿verdad?

Mercedes: Sí, soy muy pequeñita, un metro y medio de estatura, nada más, pero cuando me enfado no veas como crezco jajaja… yo sí que estoy orgullosa de ser lectora tuya, no todo el mundo puede decir que se codea con su escritora favorita… en cuanto a la entrada, intenté escribirlo todo según lo sentí en cada momento y bueno, tampoco era plan de parecer una “moñas” por eso siempre incluyo bromillas.

Juan Manuel: Mi crónica salió tierna porque esa tarde fue muy tierna… para mí fue una experiencia estupenda, no pude contar con mejor compañía… y yo que creía que eras una persona seria y estirada ¡cuán equivocada estaba!... y te digo una cosa, tienes el honor de ser el primer hombre que en Madrid me acompaña a casa, bueno, al hotel… me decías: dile a tu madre que yo te acompaño, que no se preocupe… jajaja si le hubiera dicho que me acompañaba un hombre en los “madriles” es cuando se hubiera preocupado jajaja… o no ¿quién sabe? Jajaja.

Susana Palacios: A nosotros también nos hubiera gustado que hubieras estado allí, hubiera sido genial, ¿te lo imaginas? Todito el club allí con nuestra “escribidora” y nuestra niña, soñar es gratis…

Jimena63: Me alegro que haya sido así Pepa, he intentado hacerlo lo más fiel posible, precisamente para eso, para que fuera como si hubierais estado allí.

Y ahora ya para todos los demás miembros del club, nunca imaginé que iba a formar parte de un club con gente tan maravillosa y que iba a ser aceptada como una más (con todas mis rarezas). Es un placer entrar y ver a tanta gente “wena”, educada y respetuosa, cada uno somos lo que somos y tenemos lo que tenemos, pero más allá de todo eso lo que hay es un cariño infinito de los unos hacia los otros. Que bien lo pasamos el día de los conejos, hacía tiempo que no me reía tanto… ¿y en la boda de María José? Todos con nuestras mejores galas subidos al autobús de “Conga Tours”… Somos tan pero tan adorables, que a Juani le han cogido tanto cariño en el hospital que no la dejan irse a su casa, lo que no saben ellos es con quiénes se la están jugando, como salga nuestra “Templaria del Cardoso” con todo su séquito, no van a saber ni dónde meterse jajaja.

En fin, que estas son nuestras locuras porque estamos un poco locos...


13.7.14

Sigo aquí

Hace muuuucho que no escribo, por un lado no estaba muy inspirada y por otro he estado muy liada, pero aquí llego de nuevo para seguir con mis historias.

Tengo que terminar de contar tantas cosas, la segunda parte de mi viaje a Madrid, mis andanzas con los fisioterapeutas y todo lo que ha venido después.

De mi pierna puedo contar que sigo igual, después de ese chico tan simpático me tocó una chica que vaya tela marinera, que cara de acelga cruda señores, por supuesto no creyó en mí en ningún momento, me decía que no me podía doler (daba a entender que me lo estaba inventando) y me hablaba con total desprecio, a los cuatro días pedí cambio de profesional porque ya me daba hasta miedo, pues bueno, el siguiente fue más agradable pero tampoco mejoró mucho la cosa, ya me habían catalogado como paciente problemática y ese san benito me quedará para los restos. Decidí dejar la rehabilitación porque no me estaba sirviendo de nada, seguía con los dolores en la pierna y encima estaba de los nervios. Ooootra vez al traumatólogo, más pruebas, y al final me he dado por vencida, todos insisten en que no tengo nada, con lo que seguiré con esto como con lo de la muñeca, para los restos... ya dice el refrán que de los cuarenta para arriba no te mojes la barriga, y como yo ya he pasado esa barrera...

¿Os acordais de cuchifritín? ¿El pececito del hijo de mi compañera? Sabía que en cuanto se lo llevaran tendría los días contados, pues no llegó a la quincena, pobrecito... pero no ha sido el único, mi tercer pececillo, MJ, el que traje para que Silvia no estuviera sola, también ha fallecido, fue un pez muy raro, empiezo a pensar que me lo vendieron ya enfermo. Por lo que de momento estmos solas Silvia y yo, y así estaremos por mucho tiempo (eso espero), está muy muy grande y hay mucha diferencia con los pececillos nuevos; cuando llegue el día volveré a poner dos, pero de momento ahí estaremos las dos solitas.

De mi viaje me queda contar otra parte, ya ha pasado tanto tiempo que seguramente no recuerde todos los detalles, pero fue un fin de semana muy intenso, pude estar con unas amigas a las que hacía mucho tiempo que no veía, Aina y Mamen, y por fin pude conocer a su pequeña Judith que por entonces tenía nueve meses. 

A ellas las conocí gracias a este blog, formamos parte del club de la galleta, y he sido testigo de todo su proceso para tener a su princesita Judith, una niña preciosa y simpatiquísima.

Pudimos estar toda la tarde del sábado juntas y pude disfrutar de Judith, al principio estaba un poco seria y desconfiada, pero luego ya como si me hubiera visto todos los días, es una niña muy alegre y super feliz, eso se nota nada más verla, aunque eso no es nada raro, con las mamás que tiene no podía ser de otra manera.

Que bonito es pasar el tiempo con gente que hace tiempo que no ves, este blog me ha dado la oportunidad de conocer a personas maravillosas, que pena que estemos tan lejos.

Y como colofón también estuve con mi Tesoro, ella vino a recogerme a la estación de autobuses, es un torbellino de colores ¡cómo se nota la edad!, tiene un nervio esta chiquilla que no la deja parar ni un momento, y yo que llegaba muertecita, después de casi cinco horas de autobús y algo mareada, imaginad el contraste jajaja  

Me decía: ¿Ahora vas a tener vergüenza de mí?... y a mí lo que me pasaba era que estaba a punto de echar "la pota", y ella pegándome unos meneos, ayyy que malita iba, no veía el momento de bajarme de su coche, del gran "Rayito".

Comimos juntas en un Vips, y la camarera debió pensar que éramos pareja porque estábamos todo el rato: ¿Qué vas a pedir corazón? Pues no sé ¿y tú tesoro?... Corazón mírame... Noooo que no quiero más fotos y deja ya el móvil tesoro que me tienes de los nervios... y así sucesivamente jajajaja

Luego ella se tuvo que ir a trabajar y no volvimos a vernos hasta la tarde siguiente, que se reunió con Aina, Mamen, Judith y conmigo, ellas también son amigas. Cuando Aina y familia se marcharon, nosotras nos fuimos a cenar, pues no me hizo dar vueltas la señorita ni na. Yo le dije de ir a un Vips pero ella me contestó: ¿Otra vezzzzzz? ¡Ni hablar! Te voy a llevar a otro sitio... pues nada, ahí que estuvo la Solete correteando por las calles de Madrid, de un lado para otro, todos los sitios estaban llenos, y después de mil vueltas ¿alguien sabría decirme dónde acabamos? ¡Premio! En el Vips, ¿es pa matarla o no? jajaja

Nos instalamos, hacemos nuestro pedido y cuando llevábamos un ratito charlando, a mi Tesoro se le ocurre que prefiere la hamburguesa que anunciaba el mantelito de papel que te ponen en la mesa.

Yo: Pues díselo a la camarera. 
Ella: Ay no, que vergüenza.

Aaaaaale, ahí va de nuevo la Solete a decirle a la camarera que su amiga quería cambiar el pedido, ya dije en otra entrada que es mi consentida. Pues nada, ya estábamos las dos comiendo cuando de momento empiezan a apagarse algunas lámparas del local, tampoco le dimos demasiada importancia, pero es que entonces empezó a caer agua del techo, lo que a nosotros no nos pase ayyyyy, un poco más de agua y tenemos que salir de allí sin terminar de cenar jajaja.

Después de ese episodio derechitas al hotel, en esta ocasión no tuvimos que andar mucho ya que estaba pared por medio. Compartimos habitación para poder pasar más tiempo juntas. ¡Malpensadas! Que no ocurrió nada, si ella prácticamente cayó en la cama como un cesto ¿qué iba a ocurrir?... que noooo, que es broma, nosotras nos queremos mucho pero nuestra relación es absolutamente fraternal, además, ¿tengo que recordar que soy asexual? Pues eso.

A la mañana siguiente desayunamos juntitas y cada mochuelo a su olivo, ella a su trabajo y yo a mi casita. Y hasta ahí llegó el finde, fue cortito pero bien aprovechadito jeje

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Respondiendo a:

Liz: Pues como supongo que ya habrás leído sigo igual, unos días me duele, otros no, y así voy. Saludos y gracias por pasar y sobre todo por comentar ;)

A todos mis amigos del Club de Mercedes Pinto deciros que haré una entrada sólo para responderos como debo hacerlo, y que miraré si tenéis blog para poner aquí el enlace y hacerme seguidora, llevo un tiempo muy apática con el blog y esto no puedo ser jummmm

8.4.14

Mi pierna izquierda

Hoy os cuento mi sesión de fisioterapia (llevo un tiempo con un dolorcillo en la pierna izquierda), no es que haya sido la primera, no, pero sí la que merece la pena comentar con diferencia.

Yo estaba tan tranquila ya que como os comento no es la primera vez, y a pesar de mis miedos a todo lo que tenga que ver con médicos yo iba relajadita, pues salí de allí para darme algo.

Así como el que no quiere la cosa, yo pregunté distraídamente por Sara, una fisioterapeuta que me trató en otras ocasiones, pero nada, me atendió un chico del que no sé aún su nombre, en fin, aunque me fastidió tampoco le di demasiada importancia. Y no es que quisiera a Sara porque la niña sea bastante mona, no ¿o sí? Bueno no sé, el caso es que ya alguna vez me atendió otro chico y no me gustó nada, esas manos tan grandes y calientes, no, no, no, prefiero las de Sara, pequeñas, suaves, templadas... y no sigo que me pierdo jajajaja.

Pues una vez hechas las preguntas de rigor y de ver las radiografías me pasó a una pequeña habitación o box, como lo queráis llamar, y después de hacer chistecito sobre todo lo que llevaba, dijo que parecía que había llevado media casa (que graciosillo ¿no? Si llevo media casa no tiene clínica suficiente para meterla...), me indicó toda la ropa que me tenía que quitar. Me tumbé en la camilla y ahí empezó todo mi calvario.

Ocurrió todo muy deprisa, tanto que casi no me dio tiempo a reaccionar, me dijo que me pusiera en una postura y cuando me quise dar cuenta me había hecho un ovillo y estrujado hasta oír un ¡CLACK!, y luego otro ¡CLACK!, y otra postura y otro ¡CLACK!, cuando me soltó estaba sudando la gota gorda, la delgada y todas las gotas del mundo mundial y con una taquicardia de aúpa, encima tiene el descaro de decirme: Relájate que estás muy nerviosa. ¿Nerviosa? ¿Nerviosa? Por poco le salto a la yugular... no me habían magreado tanto en mis cuarenta años de vida, por favor pero si llegó un momento en que no sabía ni por dónde me estaba viniendo todo.

Después me puso unas cositas en la pierna que daban así como calambres, parece ser que son corrientes, me dice: 

- Voy a subir intensidad cuando ya no aguantes me lo dices.
-- Vale.

Conecta el aparatito y yo:

-- Ya ya ya ya me duele, me duele, muchooo.
- Pero si lo acabo de conectar, si está en lo mínimo.
-- Me duele, me duele muchoooo.
- Relájate que estás muy nerviosa.

¿Y cómo quería que estuviera? Primero me hace crujir todo el cuerpo, luego me pone un aparato en la pierna y es como si me estuvieran clavando una aguja de hacer punto, vamos, yo cuando estoy aburrida en mi casa me hago todas esas cosas, me estaba empezando a poner histérica y sólo quería gritar.

Y para más inri, porque parece pitorreo me suelta: Ya verás que bien vas a estar el fin de semana... Pues me lleva doliendo la pierna todo el fin de semana, y por sitios donde no me había dolido antes aggggg

En fin, esto sólo ha hecho empezar, seguro que habré segunda, tercera, cuarta... parte, seguiré informando.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Respondiendo a: 

A nadie, la anterior entrada ha tenido tantos comentarios, que tengo que tomarme mi tiempo para responder a todos y cada uno de ellos como se merecen, lo haré en cuanto pueda. ;)

22.3.14

Crónica de mi primera vez

No penséis mal mentes calenturientas, no me estoy refiriendo a “esa” primera vez, no, hablo de mi primera vez en la presentación de un libro. El libro en cuestión es “Maldita”, de mi “escribidora” favorita, Mercedes Pinto Maldonado.

La pequeña Lucía salía de su letargo digital para brillar como sólo ella sabe hacerlo, en papel.  Y eso era algo que yo no me podía perder.

Hace ya algunos meses, Mercedes nos dio una noche la noticia, ni qué decir tiene que esa noche el champagne corrió de copa en copa por todo el club. Estábamos todos emocionadísimos. Lucía, nuestra pequeña, nuestra niña (lo siento Mercedes pero Lucía dejó de ser sólo tuya hace mucho tiempo), nuestro angelito, salía del mundo virtual para que cada uno de nosotros tuviéramos un pedacito suyo en nuestras casas.

Para que entendáis mi emoción explicaré antes algunas cosas, porque seguro que pensáis, pero si es un libro, que te puede gustar más o menos, pero al fin y al cabo un libro como cualquier otro, y la escritora una más de tantas que hay.

Como conté ya en esta entrada yo me compré la bicicleta estática por mi colesterol, pues como me aburría mucho en la bicicleta y poner la tele me aburría todavía más, decidí que leería en lo alto de la misma, pero uno de los primeros libros que leí era muy pesado y se me cansaban mucho los brazos (delicadita que es una), por lo que decidí comprarme un libro electrónico, al hacerlo, la misma web me recomendó varios libros para empezar, y en dicha recomendación estaba “Pretérito Imperfecto” de Mercedes Pinto Maldonado, yo como soy tan obediente me dije: si te dicen que leas ese libro pues lo lees, y punto. Y así lo hice, mi sorpresa fue que me gustó muchísimo, la historia del abuelo Rafael y el gorrión me cautivó pero ahí se quedó la cosa.

A los pocos días estaba yo dando una vuelta por el “cara-libro” (que raro, ¿no?) y era él el que me hacía otra recomendación, que le pidiera amistad a una tal Mercedes Pinto Maldonado, en esto que me quedo pensando de qué me sonaba a mí ese nombre, y al momento ¡eureka!, pero si es la escritora del último libro que leí (¿por qué sabía el caralibro que yo había leído ese libro? Expediente X), y en ese mismo instante decidí escribirle y decirle lo que me había gustado su libro.

Ella agradeció mucho mi mensaje y no sólo de palabra, me envió un código para poder comprar otro libro, en ese momento yo estaba con Lucía, por lo que lo guardé para el siguiente, para Josué y compañía.

El caso es que cuanto más leía de esta escritora más me gustaba su forma de escribir, y un buen día di también en el caralibro con un grupo de lectores de sus novelas, pues ahí que me apunté, vamosssss ¿me iba a quedar yo fuera? ¿La mejor mula sin manta? De eso nada monada. Cierto es que somos cada uno de nuestro padre y de nuestra madre, pero no es menos cierto que nos unen dos pasiones, el gusto por la buena literatura y Mercedes.

Y ahí, capitaneados por la Señá Presi Cita Franco, nos reunimos en la mesa camilla para hablar sobre los libros de Mercedes, los de Rafael, los de la otra Mercedes, el de Cita (que espero que sea seguido por muchos más), y tantos y tantos libros que comentamos, y entre desayunos, comidas, tapas y demás, reímos, algunas cortan cebollas, hacemos trajes, etc. Y lo mejor de todo es que lo pasamos genial porque ahí se habla de todo, Mercedes nos permite hablar de cualquier cosa (sin faltar el respeto a nadie, claro está), fijaros si es generosa que hasta nos permite que hablemos de los libros de otros autores y que nos hagamos recomendaciones.

Por todo ello, no se trataba de una presentación cualquiera, de un libro cualquiera, de una escritora cualquiera, no, se trataba de la presentación o mejor dicho del bautizo, de nuestra pequeña, de Lucía.

Pues allá que iba la Solete a las ocho de la mañana del pasado 14 dirección Madrid, viaje pesadísimo como siempre pero con mucha ilusión por todo lo que iba a vivir.

Para comer quedé con una amiga, con mi Tesoro, pero eso lo dejo para otra entrada, hoy voy a estar a lo que tengo que estar... después de comer ella salió pitando a trabajar y una servidora se dio una vueltita por Callao, estaba deseando ver a nuestra niña y me planté en la FNAC, di más vueltas que un tonto en una feria y al final tuve que preguntar, y resulta que la tenía a mi ladito y no la había visto, el ansia por tenerla no me dejaba verla jajaja.

Y una vez que ya tenía a la niña y me disponía a salir del centro comercial, me fijé en la sala donde iba a ser la presentación, no pude ver mucho porque las cortinas estaban echadas, mecachisssss... pero sí que vi a Lucía al lado de las escaleras.

A una media hora del evento hablé por teléfono con Eva y así quedé con ella y con las hermanas María José y Alicia, que alegría verlas y poder hablar en persona con ellas. 

Acto seguido acompañé a las hermanas a comprar sus libros y nos fuimos al hall para esperar a que nos dejaran pasar al salón, y entonces vimos a una señora así bajita con aires de dama templaria y dijimos, tateeee esta es Margarita, después de los saludos y besos de rigor vimos a un señor con gesto distinguido, y entonces fue, hombreeee Juan Manuel, más besos y más saludos, y fue entonces cuando me di cuenta que dos chicas nos miraban, y las escuché decir: Mira, ahí está Margarita, y esas son las hermanas Boza... y yo que soy tan guapa y tan lista pensé, tiene que ser alguien del club cuando sabe nuestros nombres, y en efecto, así fue, era la gran Celia y su amiga Carmen, más abrazos y más besos.

Todos con nuestro libro en las manos, estábamos de los nervios jajajaja y de momento se descorre la cortina y sólo nos faltó correr a lo "beliebers" (verdad Celia???), y nos dijimos unos a otros: Delante, delante, nosotros delante, en la primera fila... ni los grandes almacenes ingleses el primer día de rebajas jajaja.

Una vez que estuvimos sentaditos juro y perjuro que nos portamos bien, que se nos puede llevar a la próxima presentación. Y entonces es cuando escuchamos el bello sonido del violín de manos de Alexandra Krivoborodov, que nos transportó al pequeño cuarto de nuestra Lucía. Alexandra, gran intérprete y sobre todo gran persona.

Y ya metidos en faena la primera que habló de la mesa presidencial fue Cita, nuestra Cita, nuestra Presi (que no me imaginaba yo que tenía esa voz tan bonita), para dar paso a la gran anfitriona, a la mamá de Lucía, a la señora de las letras, nuestra "escribidora", nuestra Mercedes Pinto Maldonado. Y después de ella el no menos grande Rafael R. Costa, nuestro Rafael, sí, porque en este club todos son nuestros jeje.

Mercedes estaba bastante nerviosa, pero supo aplacar los nervios y hacer una presentación maravillosa de nuestra niña, y qué decir de Rafael, que menos mal que lo suyo no es hablar en público, porque vaya pico de oro (¿Se me nota mucho que admiro a estas personas? No, yo creo que no), habló como sólo los grandes saben hacerlo y sin despeinarse oye.

Acto seguido vivimos otro momento emocionante, Cita leía un trocito de Maldita acompañada al violín por Alexandra, me consta que más de una tuvo que hacer un esfuerzo sobrehumano para no llorar, porque ese día no era para llorar, ni siquiera de alegría.

Luego se abrió un turno de preguntas que Mercedes fue respondiendo ya mucho más tranquila, pero si hasta yo me animé a hacer dos preguntas, quién me ha visto y quién me ve, a mi madre le tendré que enseñar el vídeo para que se lo crea jajaja.

Y después de eso llegó la tan esperada firma de los libros, todos con nuestra niña en las manos como niños con zapatos nuevos, esperando nerviositos en la fila a ver qué nos ponía Mercedes, y después fotos y más fotos, y risas, y a ver qué te ha puesto a ti, déjame verlo, no que te lo llevas, mi libro dónde está mi libro, etc. Estábamos como los niños que esperan la cola para ver al paje real con su cartita en las manos. Ilusión, nervios, ojos brillantes, alegría... y si no nos invitan amablemente a irnos los guardas de seguridad, todavía seguimos allí.

Después todos juntos, fans y escritores, nos fuimos a cenar al restaurante La Traviata, y por un día me dije: Colesterol no quiero saber nada de ti (aysss cuando me haga los análisis, no lo quiero ni pensar). Y entre risas y anécdotas pudimos dar buena cuenta de todo lo que nos sirvieron.

He dejado una cosita para el final, antes de que empezara todo, cuando ya estábamos ubicados en la primera fila del salón, Mercedes se acercó a nosotros, nos fue reconociendo uno a uno y saludándonos, y cuando llegó mi momento pensé que me iba a poner más nerviosa o que iba a estar más cortada, pero nada más lejos de la realidad, nos dimos un abrazo como si nos conociéramos de toda la vida, pero no un abrazo de estos de compromiso, no, uno de los de verdad. 

Y hasta aquí llegó mi crónica de la presentación de Maldita, sólo me queda decir que es una suerte haber conocido a todas estas maravillosas personas, guapas por dentro y por fuera, y todo un orgullo pertenecer a este gran club.

Pensaba poner varias fotos, pero como la mayoría ya las habéis visto y esto ha quedado muy largo, sólo pondré una a modo de resumen.

Mercedes y Solete

P.D. Muchas gracias a Tomás Gallego (hermano de Mercedes Gallego) y a Juan Manuel, por haberse encargado de los documentos gráficos de tan especial evento.

Respondiendo a...

Hago hoy algo diferente, voy a responder fuera de una entrada, es que la entrada que viene luego ha quedado muy larga y no quiero extenderla más con esto, pero tampoco quiero dejar de responder y agradecer a todos y cuantos os pasáis por aquí y os tomáis el tiempo de ponerme unas cuantas líneas. Sin más.

Respondiendo a:

Alicia. S.: Sí Tesoro, esas cosas son las que me pasan a mí, tengo que seguir contando anécdotas. Y sí, muy prontito tendré a Cuchifritín de nuevo. Un besazo fuerte mi niña :*

Anónimo (Liz): Pues sí, Cuchifritín es un pececito muy lindo. Gracias por pasar por aquí y sobre todo por comentar. Saludos





5.3.14

Hoy

Hoy llevé un "poquito" de alegría a una mujer que está librando una dura batalla, hoy soy inmensamente feliz.


Amigos que comentan

Conseguir este widget
 
Copyright © Princesa Cactus. All rights reserved.
Blogger template created by Templates Block | Start My Salary
Designed by Santhosh