google-site-verification: googleebd411669e029116.html Princesa Cactus

31.3.13


Hoy quiero hablar de algo que me pasó a primeros de año, bueno, en realidad todo comenzó a finales del año pasado. Llegó a mi vida una persona, en realidad ya la conocía, pero digamos que la relación se hizo más íntima.

Tan asidua se hizo en mi vida, que llego un momento en que esa persona me confesó que se estaba enamorando de mí, pensaréis que salí corriendo, ¿no? Pues os equivocáis de pleno porque no fue así. ¿Debería haberlo hecho? Ahora pienso que sí, pero claro, a tiempo pasado es muy fácil hablar.

La verdad es que a mí esa chica me caía muy bien y me gustaba hablar con ella, pero yo no estaba enamorada, ella insistía en que podía conseguir que yo me enamorara de ella, que no se iba a dar por vencida (como la canción), yo, aunque lo dudaba decidí darle o mejor dicho darnos una oportunidad.

Pasaban los días y ella cada vez estaba más enamorada de mí, o al menos eso me decía, pero yo no conseguía estarlo de ella, aún así, me dejé querer. Sí, ya sé que hice mal, que debí cortarlo desde el primer día, pero me pilló en una época de bajón, mi ejército que siempre está alerta y en primera línea de batalla para todo, andaba en las últimas, y me dejé llevar.

No nos engañemos, a nadie le amarga un dulce, a todas nos gusta que nos estén recordando a cada momento lo maravillosas que somos, y aunque eso es algo que yo ya sé, que te lo recuerde alguien y además a diario, alimenta tu ego, tu espíritu y tu ánimo.

Pensé que no había nada de malo en intentarlo, que por qué no me podía tocar a mí como al resto de los mortales, etc. Pero ahora entiendo que mi mente no estaba al cien por cien, necesitaba evadirme de lo que estaba sucediendo a mi alrededor y no encontraron mejor forma mis desconsoladas neuronas.

Por circunstancias que no me apetece  contar (y por respeto a la otra parte), todo esto se acabó aproximadamente a mediados de febrero, afortunadamente recuperé la cordura y le puse fin a algo que no tenía ni pies ni cabeza y que no tenía ni que haber comenzado.

Sé que me gané todo su odio, no le culpo por ello, porque cierto es que cuando yo corto, corto, soy muy tajante, pero es mejor así ya que espero que su odio le haya ayudado a olvidarme.

Y ahora vienen mis reflexiones, obvio, no he contado todo esto como un simple chismorreo o una anécdota más, no, para eso ya están otros blogs, webs, programas de TV, etc. que se dedican a contar los amoríos de unos y otros.

Vale que yo no me llegué a enamorar de ella, pero todo esto me ha servido para darme cuenta de una cosa, o mejor dicho, para confirmar algo que ya bastantes personas me comentaban desde hace mucho tiempo, que yo no sirvo para vivir en pareja.

Como ya os he contado en otras entradas, yo jamás quise tener pareja hasta el momento en que fui consciente de que me gustaban las chicas, entonces sí quise. ¿Y qué ocurre cuando me llega esa chica? Que empiezo a cuestionármelo todo, noooo, no penséis mal, no tengo dudas de que me gusten las mujeres, noooo, mis dudas son otras.

Ahora pienso que toda la situación me vino grande y me asusté, esta persona ya veía un futuro juntas, viviendo juntas, casándonos juntas, teniendo hijos juntas, vamos, todo juntas, y para alguien tan independiente y solitaria como yo, todo eso me vino grande.

Empezaba a imaginarme una vida en común y es que me entraban los siete males, todo eran problemas, a todo le encontraba alguna pega,  especial y obviamente, el tema sexo. Esta persona de la que hablo no es asexual, me dijo que no le importaba que yo lo fuera y yo le creí, pero me parece que mi subconsciente no.

Y ahora viene mi reflexión, ¿no quise una vida con ella porque no estaba enamorada o no me dejé enamorarme por miedo? No puedo saberlo, ésta ha sido mi segunda experiencia en estos temas, en la primera ocasión fui yo la que me enamoré, pero como la otra persona me dio calabazas, pues nunca sabré qué hubiera pasado por mi cabeza de haberme dicho que sí.

3 comentarios:

MyA dijo...

Hola Soleteeee! Estoy convencida que cuando encuentres a la mujer adecuada se dispersaran todos los miedos... Es normal que te entren los 7 males pensando en pasar tu vida con una persona que ni fu, ni fa... Este no era tu tren... Y la verdad no me parece mal q lo intetaras, es mejor arrepentirse de lo que uno hace que de lo que deja de hacer... Un besote grandisimooooooooo! ( asi me gusta que vuelvas a escribir que nos tenias abandonadas )

CRISA dijo...

muchas gracias la verdad es q te voy a decir yo esta muy guapa y es super simpatica jejej

Liberada dijo...

¡Hola! Llego tarde a la entrada pero llego.

Yo creo que ahora que han pasado unos meses tú misma podrás responderte a la pregunta de por qué no llegaste a enamorarte de esa mujer.

Si me aceptas un consejo: También pienso que el tema del no-sexo no debe ser un "handicap" para que llegues a amar a otra persona; en los tiempos que corren, es difícil encontrar a alguien asexual o que al menos comprenda que tú lo seas... así que, si te encuentras con una que te dice que lo entiende y lo respeta, fíate, mujer (si con el tiempo ves que no cumple su palabra, ya habrá tiempo para finalizar la relación).

Por supuesto que comprendo tu miedo, a mí también me pasa que creo estar destinada a quedarme sola y pienso que estar con alguien me vendría grande (por lo menos a día de hoy), pero ¡para ganar hay que arriesgarse! Si no lo probamos, nunca sabremos si podemos estar a la altura o no :)

Amigos que comentan

Conseguir este widget
 
Copyright © Princesa Cactus. All rights reserved.
Blogger template created by Templates Block | Start My Salary
Designed by Santhosh