google-site-verification: googleebd411669e029116.html Princesa Cactus: Mi bicicleta estática y yo

13.6.12

Mi bicicleta estática y yo


Hace una semana llegó a mi casa una flamante y maravillosa bicicleta estática que queda de fábula en mi salón, es tan bonita. Tranquilas no me ha dado la fiebre deportiva ni me he vuelto loca con la operación bikini, es sólo que mi colesterol ha empezado a subir y el médico entre otras cosas me dijo que tenía que andar una hora diaria, imaginaros mi cara de espanto: ¿Una hora diaria?...  En una situación así el cerebro se agudiza (al menos el mío) y rápidamente pensé y así se lo solté al médico: ¿Y una bicicleta estática no sería lo mismo? Me respondió que sí, siempre y cuando la utilizara, que si me iba a dedicar a mirar lo bonita que quedaba en mi casa pues no.

Os preguntaréis el porqué de mi cara de espanto, ¿no? Pues bien, el deporte en general no es algo que me apasione, no es lo mío, vamos que no me gusta nada, sólo practico pilates dos veces a la semana pero yo eso no lo considero deporte, lo veo más bien como unos ejercicios para no engarrotarse, de hecho no voy a ningún gimnasio ni nada que se le parezca, voy a un centro de psicología.

Mi bicicleta
Pensé, una hora diaria andando sola por las calles sin rumbo fijo, ¡qué aburrimiento! Fui sincera con el médico, ya sé que toda la gente que se compra una bicicleta estática acaba arrinconándola, pero es que sé a ciencia cierta que unos días por calor, otros por frío, otros por lluvia y otros simplemente porque no, la mayoría de los días no saldría a andar, y en eso o se tiene constancia o no sirve de nada.

De momento me va bien, sólo he faltado una vez a mi cita diaria, y no lo llevo del todo mal, a excepción del primer día, como el médico me dijo andar una hora decidí que para la primera vez una hora en la bicicleta sería mucho, me dije: media hora estará bien… insensata de mí, no había sudado tanto en toda mi vida y cuando me bajé parecía un pistolero del lejano oeste jajajaja si casi no me podía mantener en pie, y no digamos ya al día siguiente, no podía con el dolor de culo tan horrible.

Ya me he informado que tengo que ir poquito a poco y que tengo que hacer antes unos ejercicios de calentamiento, si es que soy muy burrita… y bueno, ya puedo sentarme sin que me duela el culete jeje

Y como en la bicicleta también me aburro, sí, qué le voy a hacer, me aburro y me aburro, cogí un libro que tenía empezado desde hace muuuucho tiempo y ya lo he terminado jeje si es que no hay mal que por bien no venga. Puedo decir que gracias a mi colesterol he podido recuperar mi antiguo vicio de leer.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Respondiendo a:

Eli y Ana: Pues sí, mi niña es una campeona... no sabía que tuvierais un pececito también, poner una foto en el blog y contarnos cositas sobre él. Besos Elianas ;)

1 comentarios:

Ana Mar dijo...

jajajaja que bueno, de haber sabido te dejo la mía que esta de perchero en casa, animo que seguro que con lo constante (medio cabezota) que eres lo consigues seguro, pues que bien que por el colesterol vuelvas a leer y hacer un ejercicio aerobico. Besos y cuídate.

Amigos que comentan

Conseguir este widget
 
Copyright © Princesa Cactus. All rights reserved.
Blogger template created by Templates Block | Start My Salary
Designed by Santhosh