google-site-verification: googleebd411669e029116.html Princesa Cactus: Herencia original

20.10.13

Herencia original

El mes pasado me sucedió algo bonito, sí, sin que sirva de precedente hoy no voy a contar ninguna cosa rara ni absurda, como digo es algo bonito.

Hace varios años tuve una contractura en la espalda, y en mi trabajo, el que por entonces era mi secretario (a ver, que no es que yo tenga secretario particular, noooo, es mi superior inmediato) se ofreció a dejarme un cojín, el cojín en cuestión lo había llevado algunos días antes, lo había pintado su mujer y se lo había regalado para la oficina.  

Irremediablemente lo rechacé (de muy buenas maneras eso sí), pues sólo faltaba que algún día fuese su mujer y me viese a mí el cojín y se pensase que yo tenía algo con su marido (que podría ser mi padre, de hecho tiene hijas de mi edad), en fin, que no me pareció oportuno. Pero por no hacerle mucho feo le dije: "Hagamos un trato, cuando usted se jubile me lo deja en herencia".

Evidentemente eso fue algo que dije por no quedar mal, como cuando dices: "Ya te llamo y quedamos", que luego ni llamas ni quedas ni nada de nada monada.

Pues como todo llega en esta vida, este señor se jubiló este verano, a mí me pilló de vacaciones y al volver me dice la señora de la limpieza (con la que tengo una muy buena relación): "El secretario se ha dejado olvidadas dos cosas".

Sí, habéis acertado, una de esas dos cosas era el cojín, pensé que era raro porque se había llevado todas sus cosas personales... y sólo durante una décima de segundo pensé si sería mi herencia, pero no, no podía ser, si seguro que ni se acordaba de aquella conversación.

A los pocos días se pasó por la oficina por el típico papeleo de su jubilación y aproveché para decírselo, y me dijo muy sonriente: "No niña (siempre me llamaba así), no lo he dejado olvidado, quedamos que cuando me jubilara sería para ti, pues ahí lo tienes".

Aunque el cojín no es nada del otro jueves a mí me parece muy bonito, pero mucho más bonito su gesto, aún suponiendo que se acordara de lo hablado podría haber pensado que se lo regaló su mujer y haberse hecho el "longui", pero no, cumplió su palabra.

Me alegra mucho tener ese cojín, es un señor al que yo le tengo mucho aprecio y cariño, es de esas personas que se preocupan por tus problemas, que te preguntan y que te animan.

Y para las que ya estén pensando: ¿le llamaba niña y ella lo consentía?... pues sí, no sólo lo consentía sino que viniendo de él me gustaba, nunca lo dijo de mala fe, todo lo contrario, supongo que siempre le he recordado a sus hijas y que por eso lo hacía.

Y aquí está mi "original herencia".




Y para finalizar y en otro orden de cosas, soy la madrina de esta preciosidad llamada Alba. A que es cuqui!?!?!?!?!



------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Respondiendo a:

MyA: Muchos besos también para vosotras, y en especial a la princesita Judith ;)

Ana Mar: Yo también lo pasé muy bien, muchas gracias por vuestra hospitalidad y claro que nos veremos más veces. Besitos para los cinco ;)

2 comentarios:

MyA dijo...

Es bonito rodearte de gente que te aprecia y más si te toca un jefe directo majete como este! espero que el sustituto sea igual de agradable!

Y esa ahijadaaaaaaaaaaaaa??? entiendo que no la tienes en casita no?

Eli y Ana dijo...

Nuestra querida soleteee, estamos perdidas del blog!
Que buen gesto el de tu secretario! Eso dice mucho de una persona.
Muchas veces tenemos conversaciones con la gente que no le damos importancia y sin embargo para la otra persona es un recuerdo o le ha marcado...la vida.
Muy bonita tu ahijada jeje como se llama? Un besazo guapa!

Amigos que comentan

Conseguir este widget
 
Copyright © Princesa Cactus. All rights reserved.
Blogger template created by Templates Block | Start My Salary
Designed by Santhosh