google-site-verification: googleebd411669e029116.html Princesa Cactus: Fantaseando

9.12.13

Fantaseando

Desde hace unos meses tengo una compañera de trabajo nueva, es una chica casada y tiene un hijo, está viviendo en mi ciudad sola con su hijo ya que su marido ha tenido que quedarse en su antigua ciudad por trabajo.

Es una chica muy agradable y de una edad muy parecida a la mía, lo cierto es que hemos encajado bastante bien y de hecho ya hemos salido varias veces juntas (y con su hijo, claro está, que sólo tiene 4 añitos).

Y ahora es cuando estáis pensando: uyyyyy a ésta le gusta su compañera... pues no, ¡¡¡malpensadas!!!... me cae bien, me parece simpática, pero nada más.

El caso es que su hijo ha cogido mucha confianza conmigo, obviamente porque ya me ha visto bastantes veces, bueno, también porque no se corta ni con un cuchillo jajaja. El caso es que en varias ocasiones yo le he puesto o le he quitado el abrigo, le he puesto los anclajes de la silla del coche, siempre voy pendiente de que no se vaya para la carretera o se pierda entre la gente, etc.

Tampoco es que eso tenga mucha importancia, es lo mismo que haría con los hijos de otras amigas o con mis sobrinos, pero sin saber el porqué para mí es diferente, me gusta fantasear que somos un matrimonio con nuestro hijo (vuelvo a repetir que no estoy enamorada de ella, ni me gusta, ni nada de nada ehhhh), que la gente cuando nos mira ve a dos mujeres casadas con su hijo.

Y ahora es cuando viene la pregunta del millón, ¿por qué me ocurre esto? ¿El subconsciente me está queriendo decir algo? Ya sabéis que yo no tengo vocación de madre, y de casada... pues no lo sé.

Hay días que siento que me podría acostumbrar a eso perfectamente, sin embargo, otros días me digo a mí misma: Pero chiquilla, que tú no sirves para estar en pareja, que llevas 40 años sola haciendo lo que te da la real gana y sin dar explicaciones a nadie, que como tuvieras que contar con alguien para cada paso que dieras en tu vida te morías de un berrinche, que te agobias en décimas de segundo, etc.

Y así estoy una vez más comiéndome la cabeza, porque se quedará ahí, en una "comedura de tarro", ya que sigo convencida de que nunca tendré la oportunidad de comprobar nada.

De cualquier forma, si alguien conoce las respuestas a mis preguntas le agradecería enormemente que me las hiciera saber, que las comparta conmigo y con mis lectores y que no se las guarde para sí, que el saber no ocupa lugar y que como dice mi mamá: Hay que enseñar al que no sabe.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Respondiendo a:

MyA: Pues sí, la Joaqui no da crédito jajaja y ciertamente no hago más cosas porque sabes que soy muy "saboría" a la hora de comer, sino ya habría experimentado más. Yo también echo de menos la etapa del club de la galleta, pero bueno, como bien digo son eso, etapas. Un besito fuerte para las tres ;)

1 comentarios:

MyA dijo...

Solete! que bien que hayas encajado con tu nueva compi!!!

La verdad es que salir a pasear con un niño y de esa edad es genial! pq son graciosisisimos, puedes disfrutar de los mejores ratitos del niño, pero claro, ser un matrimonio con un hijo no es solo eso... implica muchas mas cosas, entre ellas lo que peor llevo es el cansancio... vale la pena muchisisisimo! Yo si te veo como mamá! estoy segura que lo harías genial!

Un abrazo grandote!

Amigos que comentan

Conseguir este widget
 
Copyright © Princesa Cactus. All rights reserved.
Blogger template created by Templates Block | Start My Salary
Designed by Santhosh